CAJÓN DE SASTRE DE UNA HORMIGA DISIDENTE







lunes, 25 de abril de 2011

PIEL DE ÁNGEL

Tengo un vestido sobre mi piel.

Tejido con la delicadeza, la dedicación y la destreza de un artesano entregado a su fiebre creadora.


El vestido, tejido sobre mi piel con saliva de ángel, ha penetrado bajo mi epidermis como si hubiera sido grabado a fuego.


El ángel no sabe que es un artesano de los sentidos.
El ángel no sabe siquiera que es un ángel.
Él cree que ha bebido un néctar divino sobre un cuerpo con piel de ángel.


Su fascinación por mi entrega le eleva sobre lo meramente físico y así su sed se apacigua a medida que su lengua recorre todo mi ser.


Mi vestido no se deshace bajo la ducha.
La impermanencia física no afecta a la permanencia sutil.

***

Para M.R. aprendiz de ángel en practicas.
MCD, ABRIL 2011

MAS EN ESTE BLOG
AMOR INDÓMITO
HORUS O EL RITUAL DEL BELLO ENCUENTRO
CARTA DE AMOR
PRACTICA SOBRE EL VIJÑANA BHAIRAVA TANTRA

5 comentarios:

Curiyú dijo...

Necesito leerlo una y mil veces. Porta una delicadeza sublime.

Caruano dijo...

Precioso, Mercedes. Me alegro por M.R, el aprendiz de ángel en prácticas.

Sé que estás con la música en otra parte. Ojalá estés bailando feliz.
Besos.

Mercedes Thepinkant dijo...

Curi,
léelo todas las veces que quieras. Sublíme fué, sin duda. Es un placer tenerte como lector.
Besos.

Caro Caru,
Él también se alegra. Bailo feliz, sí, y aunque todo tiene su opuesto y nada es completo, he aprendido a aceptar también la felicidad y a no cerrarle la puerta.
Recibo tus besos y te abrazo.

diminuto blog dijo...

Intenté bailar con éste son el día que sonó, pero no hice más que tropezar, Mercedes.

Con todo, hoy he hilado algún paso más.

DRY, amiga mía.

NINA dijo...

LIIIINDO...